Este padre y su hija dejaron con la boca abierta a todos

Para las mujeres latinas, una de las fechas más importantes en sus vidas, es el día de sus 15 años. Para celebrarlos, por lo general realizan una gran fiesta para simbolizar el paso que dan de convertirse en una mujer, dejando la etapa de la infancia a un lado. Algunas le añaden un tema a la celebración para así mostrar qué cosa las representa, pero definitivamente este padre y su hija dejaron con la boca abierta a todos.

Esta fiesta está llena de tradiciones que simbolizan el cambio de la quinceañera, volviéndola una fiesta hermosa y divertida, en donde la chica se encuentra junto a todos sus familiares y amigos.

Las tradiciones

Existen algunas tradiciones o rituales que caracterizan perfectamente la celebración de unos quince años, sin embargo en algunos países agregan otras nuevas o modifican un poco las que ya todos conocen.

Una de las más conocidas a nivel mundial es el típico cambio de zapatilla. La quinceañera entra al salón siendo escoltada por su padre, quien luego la guiará a una silla o trono para que ella tiene asiento.

Una vez se haya sentado, se levanta un poco el vestido para mostrar sus zapatos que por lo general son zapatillas bajas (sin tacón) y el padre se las quita colocando en su lugar unos tacones para simbolizar el cambio de niña a mujer.

Tradición del vals

La tradición más especial de una fiesta de quince años, es cuando la cumpleañera le da comienzo a la fiesta al bailar junto a su padre una canción de vals. Una vez la quinceañera tiene puestos sus tacones, comienza a bailar una canción lenta junto a su padre.

Rompiendo las reglas

Padre e hija rompen las reglas

Lo mejor de conocer todas las reglas, es que ahora sabemos como romperlas. Este padre y su hija decidieron sorprender a todos sus familiares y amigos modificando un poco el típico vals.

La quinceañera comenzó a bailar lento con su padre, hasta que el sonidista cortó la canción y colocó un remix de canciones populares que son muy movidas para que el padre y su hija comenzaran con una coreografía llena de estilo que encantó a todos los invitados.

Puede que seguir la tradiciones sea importante para todos, pero modificarlas un poco para añadirle ese toque personal puede resultar muchísimo mejor.