Padre fue a la habitación de su bebé y descubre que fue raptada

 

bebé raptada

En Tempe, una pequeña ciudad de Arizona el padre de una pequeña de 2 años escuchó a media noche el llanto de su bebé y se levantó para atenderla como cotidianamente lo hacía. Pero, esta vez la niña no estaba en su cuna, sino en el regazo de un hombre desconocido que intentaba secuestrarla ¡Sigue leyendo! y descubre lo que pasa.

El hombre tenía abajo sus pantalones

Se trata de Oren Cohen un hombre israelí de 34 años de edad, que entró a una casa desconocida e intento secuestrar a una niña de 2 años. Lo extraño del caso es que el individuo tenía los pantalones casi bajados y su trasero expuesto cuando tenía a la pequeña en su regazo en un mueble de la sala de la casa.

La bebé estaba llorando y por obvias razones el padre enloqueció al ver semejante escenario. Pese a esto, tras varias investigaciones la policía y otros especialistas declararon que no hubo ningún tipo de contacto sexual entre ellos.

El secuestrador argumentó que vio a la pequeña como un enano

Nadie sabe cómo entró el secuestrador a la casa, pero él mismo asegura que se equivocó de puerta porque estaba muy borracho, ya que había bebido algunos tragos cerca del apartamento con un amigo horas antes del incidente.

Por ello, argumentó que cuando entró a la casa se topó con un enano de extraña apariencia con el que intentaba hablar. La policía le informó que tal enano era realmente una pequeña bebé raptada de 2 años, el hombre estalló en lágrimas porque simplemente no podía creer la situación.

La policía llegó en el momento apropiado

Afortunadamente, la mamá de la bebé actuó rápido y llamó a la policía inmediatamente, pues el padre al encontrar al secuestrador acunando a su bebé raptada estalló en ira cosa que le llevó a golpearlo numerosas veces. Ambos estuvieron peleando y forcejeando por aproximadamente 10 minutos antes de que llegara la policía.

Los oficiales intervinieron casi inmediatamente, se llevaron preso al intruso que intentó secuestrar a la pequeña e hicieron sus respectivas investigaciones. Ahora bien, ¿Cómo entró este hombre a la casa?  O peor aún ¿Por qué se imaginó semejante cosa sobre la niña?  Pues, el alcohol no provoca alucinaciones ¿Será que el hombre estaba drogado? Quién sabe…