Los 6 secretos milenarios para no emborracharse

Tener un “hígado de acero” es una cualidad envidiable hoy en día. Por ello, acá te traemos unas técnicas practicadas a lo largo de los años para permanecer sobrio por mucho tiempo, ¡No te las pierdas!

Cómete algo

Si tienes el estómago vacío, estarás más cerca de la destrucción que si comes. Al ingerir ciertos alimentos creas una película protectora sobre la mucosa gástrica, lo cual contrarresta en gran manera el efecto de las copitas de más.

Toma agua

Nada mejor para evitar la resaca que tomar un poco de agua entre cada vaso de alcohol. Esto ayuda a compensar la deshidratación que nos genera beber. Sumado a esto, el Gatorade o el Suero fisiológico ayudan mejorar la cantidad de electrolitos que perdemos al orinar.

No te sientes

No “sudar el alcohol” de alguna forma nos perjudica después de tomarnos unas cuantas copas. Estar activo, como por ejemplo, bailando, colabora a durar mucho más tiempo sobrio. Si estás mucho tiempo sentado, con el tiempo, al levantarte, el piso se te va a mover.

Come levadura

Joseph Owades, un doctor en bioquímica por el Instituto Politécnico de Brooklyn experto en fermentación, comenta que la levadura absorbe el alcohol en un 20 o 30%. La misma se puede ingerir con agua o yogurt. Sin embargo, este secreto hay que emplearlo con moderación, puesto que si se satura el organismo de levadura, podría traer algunas consecuencias nocivas, como una resaca terrible.

Con calma

Beber muy rápido evita que el cuerpo pueda eliminar efectivamente el alcohol que has consumido y podrías envenenarte, o en su defecto, emborracharte con el primer trago.

Retarda el efecto con aceite de oliva

Ingerir aunque sea una cucharada de aceite de oliva antes de empezar a beber, cubrirá las paredes de tu estómago y el alcohol no llegará tan rápido a la sangre. ¡Ojo! No significa que con esto no te emborracharás, solamente retarda el efecto. Así que pon en práctica el resto de los tips para sorprender a todos con tu aguante.